Srta. Pilar Domínguez Martín

 

2007 SRTAPILAR DOMINGUEZ MARTIN 

María. En esta mañana soleada de otoño, quiero darte las Gracias por estar anti Ti representando a las niñas de este pueblo que tanto te aclama. Quiero decirte que estoy muy contenta, aunque algo nerviosa, de ser yo la encargada este año:

-de decirte cosas bonitas,

-de darte las gracias,

-y pedirte tantas cosas como llevo en el corazón.

Pero no es sólo mi ofrenda sino la de todas las niñas, jóvenes y mayores que nos acompañan y de las que están en la lejanía.

Mi lenguaje es sencillo y mis palabras, me cuesta pronunciarlas, por eso entrego, a la Flor más Hermosa, este humilde ramo de rosas blancas que simbolizan:

La inocencia de nuestra infancia.

La Paz tan deseada en el mundo.

Y la Pureza de nuestros tiernos corazones.

Esa Pureza de la que Tú eres símbolo indiscutible y por la cual te eligió Dios para ser la Madre de Jesús.

Madrecita, he pensado ¿Cómo sería tu infancia en Nazaret? Supongo que muy distinta de la nuestra, más sencilla, más hogareña, ya que la nuestra nos la hemos complicado con tantas tecnologías y avances que a veces nos olvidamos de seguir a Tu Hijo.

¿Sabes Virgencita? me gustaría ser una copia tuya, lo más perfecta posible, sin dejar de ser yo misma, Mirarte, Contemplarte, Escucharte y Comprometerme;  SI COMPROMETERME contigo en todas las zonas de mi vida:

- En casa y en la calle.

- En la escuela y los estudios.

- Con los amigos y los juegos.

- Con los padres y profesores.

En fin, luchar en todas partes por los valores del evangelio:

La Justicia y la Fe

La Libertad y la Paz 

También, Virgencita Inmaculada, quiero hoy decirte: GRACIAS

- Gracias por mis padres y abuelos, ya que hay algunos niños que no los tienen.

- Gracias por tener un colegio y unos profesores que se preocupan por enseñarnos, ya que hay muchos niños en el mundo que no tienen ni un libro para aprender.

- Gracias por el pan nuestro de cada día, hay muchos niños que no tienen nada que llevarse a la boca. ¡Con la comida que nosotros estropeamos!

- Gracias por esa Naturaleza que Tu Hijo nos dio, y que nosotros tenemos que velar por conservarla.

- Gracias por tener unas Catequistas, que con tanta entrega y generosidad, nos enseñan la doctrina de Jesús, y este año con más entusiasmo, ya que cuando venga el mes de las Flores, TU MES, MARÍA, recibiremos por primera vez a Jesús, en nuestra Primera Comunión.

- Gracias por la familia, amigos y compañeros.

-Y gracias por vivir en este Pueblo, que nos transmite, desde que nacemos ese Amor hacia Ti 

Ahora BLANCA PALOMA, como te dije al principio de mi ofrenda, quiero hacerte unas peticiones para que se las transmitas a Tu Hijo Jesús. 

-A los enfermos y sus familiares, DALE un rayo de esperanza.

-A las familias que han perdido algún miembro, ENSÉÑALE a continuar a través de la Luz de Tu Mirada.

-A los que no creen, GUÍALOS en la sombra para a Ti llegar.

-A esos niños del mundo que no tienen para comer, un hogar para vivir, unos profesores para enseñarles, que son explotados por mayores inhumanos. AYÚDANOS a ser más humanos, más caritativos y denunciemos las injusticias.

- Porque la riqueza se reparta más en el mundo, QUE no haya países tan pobres ni países tan ricos.

-A los que ya no están aquí con nosotros y un día nos enseñaron AMARTE, QUE hoy vivan junto a Ti esta ofrenda. Y me pregunto ¿Celebrarán todos los Torrejoncillanos La Encamisá en el cielo? supongo que sí, ya que tienen la gran suerte de tenerte a Tí.

-  También quiero pedirte por los que vivirán este año tu Fiesta lejos de aquí o en la soledad de la cama de un hospital. Escucha esos VIVAS que vienen de la lejanía o del silencio.

-A esos jóvenes, que están en esa etapa tan complicada de la vida llamada, adolescencia, AYÚDALES, a decir NO a los peligros que les acechan.

-A las Madres, QUE VEAN en Ti el modelo de mujer a seguir.

-Y Madrecita ¿cómo no te voy a pedir, por esos niños que viven en guerra preocupados de no pisar una mina y volar por los aires? Hazle ver a esos mayores, que las inician, que piensen en la cantidad de victimas inocentes que causan; para que podamos vivir en un mundo de PAZ.

-Ya no te pido más Virgencita porque puedes cansarte, sólo que escuches a todas las que hoy van a ofrecer estas flores, SU OFRENDA PARTICULAR, ya que en ellas van: LAS ALEGRÍAS, TRISTEZAS, SUEÑOS Y ESPERANZAS DE CADA UNA.

-Y para terminar Madre, me despido con lo que mañana en la noche te cantaremos mientras esperamos la salida de TU ESTANDARTE

 

“En este día

y en esta noche

digamos todos

viva María”

 

¡VIVA Mª INMACULADA!

¡VIVA LA PATRONA DE ESPAÑA!

¡VIVA LA DEFENSORA DE LA FE!