¡En directo! Emisión en directo de la Noche de la Encamisá. Torrejoncillo - 2018. Emisión de TTV y el recorrido.

Dña. Josefa Sánchez Oliva 

 

1990ª JOSEFA SANCHEZ OLIVA

Querida Madre:

Otro año más estamos aquí contigo. Algunos de nosotros con la falta de algún ser querido que un día también, estuvieron aquí. Pero hoy danos fuerzas para superar los malos ratos de nuestra vida, y que recordemos los buenos aquí contigo. Hoy todo es gozo y alegría, cuando a las cinco de la tarde repican las campanas y madres como yo, señoritas y niñas estamos en nuestras casas nerviosas y a la vez contentas porque se acerca la hora de ofrecerte algo, que no tiene mucha importancia, pero si con el corazón en la mano, un pequeño ramo de flores que te lo traemos con cariño a TI, que eres nuestra Madre, Madre de todos. También ellos, los hombres y niños, te lo demuestran con cariño cuando tiran los cohetes y en el alto cerquita de donde tú estás, empieza a estallar y dentro de su corazón o pensamiento te están piropeando, algunos sin que nadie los oiga, nada más que tú, otros te lo dicen a gritos pero hay lo mismo en el que lo piensa que en el que lo grita, te lo dicen con todo el amor hacia ti María Inmaculada…

Al igual que la noche del siete de diciembre, noche le la Encamisá, miles de torrejoncillanos que esperamos en la calle ansiosos que las puertas se abran, para empezar al igual que hoy unos a piropeare, otros hacen retumbar los caños de sus escopetas y otros a la vez lloran de emoción, señal que ablandas nuestros corazones. Pero quisiera pedirte que no sólo hoy ablandes nuestros corazones, sino también cuando algunas veces sentimos odio o envidia  a algunas personas o esos países que se odian por causas que no merecen la pena y que llegan a destrozarse teniendo guerras y luchas entre ellos.

Enséñanos a que nos respetemos siempre y que nos amemos los unos a los otros como tú nos enseñaste.

Bueno Madre, volviendo a hoy, aquí en tu casa, la iglesia, casa de todos, donde contemplamos tu vara tan hermosa y llena de bondad que ilumina nuestros ojos para levantar la mirada hacia ti y a mi como humilde pringona que soy, dame fuerza en mi garganta para poder gratarte muy alto y a la vez decirte:

 

¡VIVA MARÍA INMACULADA!

¡VIVA LA REINA DE LOS ÁNGELES!

¡VIVA LA PATRONA DE TORREJONCILLO!