La población de Torrejoncillo  siempre ha tenido una estrecha relación con las Artesanías, al menos desde que  se tienen noticias sobre ella a través de documentos escritos.

Según datos del libro de  Angel  López Bernalt recientemente editado, que cita del Censo de la población de las  provincias y partidos de la Corona de Castilla en el siglo XVI de Tomás  González, Torrejoncillo tendría por estos años (1530) 193 vecinos, a los que  aplica un coeficiente de 4 habitantes por vecino obteniendo 772.

arte8arte11

 

De las relaciones Topográficas de  Felipe II (1578) obtiene 1200 habitantes y un aumento del 55.44% p

ara un periodo  de 48 años, estimando que la tasa de crecimiento nacional para un periodo  similar se calcula en un 14.39%. Pues bien y según sus propias palabras.

 

"...un hecho fundamental para  Torrejoncillo que puede darnos la pauta de ese espectacular despliegue: La  Pragmática de Toro de 23 de Abril de 1552 que favorecía el desarrollo de la  pequeña industria lanera y que en pocos años pudo convertirlo en un polo de  atracción de inmigrantes en busca de trabajo. Aún así nos parece un crecimiento  excesivo que nos reafirma en la sospecha de que Tomás González se quedó corto."  A pesar de esta última sospecha de lo que no deja lugar a dudas es de la  interrelación entre el desarrollo de la pequeña industria lanera y el aumento de  población.

arte7arte9

 

Dos siglos más tarde y siguiendo  los datos que toma del Catastro del Marqués de la Ensenada (1750), Torrejoncillo  aparece ya a la cabeza de la Comarca con 3068 habitantes y de nuevo la causa  vuelve a ser la misma " El auge alcanzado por la fabricación de paños había  desplazado hacia él la principal oferta de trabajo de la Comarca." 333 vecinos  dedicados a esta profesión que eran ya seiscientas según el Cuestionario de la  Real Audiencia de Extremadura (1791). Y sigue citando las fuentes históricas,  esta vez toma las palabras textuales del Conde de Canilleros para 1829"...

 

"La prosperidad la debía  Torrejoncillo y la sigue debiendo hoy, a sus industrias, especialmente las de  tejidos y cueros." y son ya 4435 habitantes".

arte3                                                                                                                               arte1

También para la hora de las  perdidas la explicación es la misma. Y así ya en el siglo actual (1911) y esta  vez recurriendo a las Actas Municipales vuelve a citar: " Si antes, en el siglo  XIX Torrejoncillo fué el centro de toda esta Comarca, al que afluían fuerzas  materiales y de brazos de pueblos forasteros para el desarrollo de su industria  de fabricación de paños, hoy que ésta a decaído en absoluto, ocurre todo lo  contrario. La despoblación de este pueblo es aterradora. En 31 de Diciembre  último habían emigrado de esta localidad 683 habitantes.".

 

arte10                                                                                                                                               arte5

Siguiendo la trayectoria  histórica de la población, Bernalt vuelve a relacionar el desarrollo de la  artesanía del calzado con el cambio de tendencia hacia la recuperación que se  produce en los censos de 1940 y 1950, de 5194 a 5514 habitantes, y los  posteriores descensos: " En esta última década, comenzó también a decaer la  zapatería y llegó de nuevo la emigración.".

Las referencias son claras y creo  que pueden aplicarse para las Artesanías en general que las gentes de  Torrejoncillo han cultivado desde sus inicios.

arte6                                                                                                                          arte2

 

Llama la atención, precisamente  como caso de identificación Población-Artesanías, no solo en lo relativo a los  documentos históricos, como hemos constatado por extenso en el libro de López  Bernalt, sino también en la memoria colectiva como tuvimos ocasión de comprobar  en nuestras visitas para realizar el trabajo de campo en los comentarios  espontáneos que surgían en los grupos de mujeres en la calle o a cualquier  informador local, al enterarse que buscábamos Artesanos. Todos coinciden en que  lo que queda hoy no es más que una mínima parte de lo que fueron estos Oficios  en Torrejoncillo, donde podía encontrarse todo tipo de Artesanos.

 

Uno de los ejemplos de lo que se  perdió, o al menos corre el peligro, no de olvidarse porque está suficientemente  documentado, pero sí de romperse la tradición artesana, es la hojalatería de la  que salieron los curiosos Candiles de Ala que trazan la estela de regreso a  Torrejoncillo de los Artesanos que hicieron las Américas. Ya no hay hojalateros  que hagan candiles cuyas formas recuerdan motivos mitológicos de la civilización  Inca.

 

Sin embargo aún quedan bastantes  Oficios activos y sin duda es el núcleo comarcal donde más Artesanías vivas  hemos encontrado.

 

Fuente: Adesval: "Estudio de las Artesanías de  Valle del Alagón"

 

http://www.artesaniadelalagon.com/