En este artículo os describiremos los distintos actos que se celebran los días previos y posteriores al siete de diciembre, porque mucho antes de que llegue, un pueblo entero ya se prepara con entusiasmo y alegría para "la gran noche de los torrejoncillanos". Lo cierto es que desde el verano, "La Encamisá" ya es tema de conversación en muchos hogares. Haremos un repaso en orden cronológico, indicando los días que se realiza cada acto.

Sorteo de Portaestandarte

El tercer fin de semana de noviembre, la asociación de Paladines de La Encamisá, suele convocar asamblea extraordinaria para presentar el programa de fiestas al pueblo, en dicho acto se anuncia las personas que tendrán el honor de ser predicardor, oferente y pregonero/a de las fiestas. También ese día, en años alternos (pares), la asociación se hace cargo de la mayordomía de la Inmaculada y sortea entre los socios que así lo han querido, quién portará el estandarte ese año. 

Es uno de los actos más emocionantes que se viven en la localidad cada bienio.

Novenario

Nueve días antes de la festividad de la Inmaculada Concepción da comienzo el novenario en su honor. En estos días el sacedorte predicador invitado nos ayuda a reflexionar sobre la vidad de la Virgen. El coro parroquial de jóvenes hace vibrar a los asistentes con canciones dedicadas a María que preparan con cariño año tras año. Sin duda el canto del "Pues concebida" es el momento álgido de esta celebración, donde se empiezan a escuchar lo primeros vivas. Igualmente, los tiros de escopetas comienzan a sonar coincidiendo con el repique de campanas que anuncian las "novenas".

Pregón

Normalmente el sábado anterior al siete de diciembre se celebra, después de la novena, el Pregón de las fiestas. En este acto algún torrejoncillano/a la anuncia e invita a todos a participar en ella.

Ofrenda

La Ofrenda de flores a la Virgen es otra actividad de enorme interés y de gran afluencia de público en estos días previos a La Encamisá. Ese día, que suele ser el domingo anterior, las torrejoncillanas y algunos torrejoncillanos se atavían con el tráje típico de la localidad para llevarle flores a María. Antes de dejar el ramo a sus pies, una niña, joven o mujer habla en nombre de todos y comparte sus sentimientos con la Inmaculada Concepción en voz alta.

Acto de andar La Encamisá

La noche del seis al siete de diciembre, a partir de la media noche, tiene lugar un acto muy especial y singular. Consiste en realiazar el mismo recorrido que hará unas horas más tarde el Estandarte de la Inmaculada en "La Encamisá", pero esta vez rezando el rosario por las calles.

El acto se llama "Andar La Encamisá" y es un momeno íntimo de oración que contrasta con el estruendo de la noche del día siete. Este acto antiguamente lo solían realizar las personas que estaban de luto, tenían alguna promesa o no podían asistir a La Encamisá. 

La Pura

El día 8 de diciembre es "el día de La Pura". Una vez finalizada la misa de doce, se saca por primera vez a la Inmaculada en procesión, para después acompañar a los mayordomos al convite que ofrece a todo el pueblo.

Por la tarde finaliza el novenario y vuelve a salir en procesión de nuevo la Virgen, esta vez por un recorrido más largo que el de la mañana, acompañada de escopetas disparando salvas. 

La entrada de la imagen de María Santísima en la iglesa es especialmente emotiva, ya que todo el pueblo allí congregado votorea a su patrona sin parar mientra avanza hacia el altar.

La Pura Chica

El día nueve de diciembre, es el "día de La Pura chica", un día dedicado a los niños, en el que hay muchas actividades destinadas a ellos, con convite para todos incluido.